domingo, marzo 01, 2009

Y qué?




Andando por una acera llena de coches, con dos colegas a los lados, en busca de un bar con copas y cosas que contar, vamos sorteando puestos y chascarrillos.

Apoltronados en tres sillas viejas de respaldo y mangos, cada uno buscando postura que diga cómo está, a veces acompañada de palabras y otras veces tan sólo para cambiarla interconectada con lo último sinapsado para decir, nos preparamos para debatir (guerrear. RAE)

En los silencios que sirven para ver las últimas faldas entradas (¿pantalones?), los Unos aprovechan para el cambio de tercio o mirar las copas, por si falta, pedir más.
Y así sabemos de Ellos y los otros, últimos hechos personales, noticias oídas o leídas, sociales del pueblo, amigos o nación. Y nos regocijamos en el aporte, que es comunicación, dicen, o relación, sirviendo (de ser) para salir con fuerzas y proyectos donde encarar la semana.

Yo no renuncio a este intercambio, colegueo tan necesario para sentir el pulso de las cosas, para saber quién soy y dónde estoy, ya que, al parecer, uno es a través del otro.


5 Comments:

Blogger ybris said...

Naturalmente que no hay que renunciar a ese intercambio.
¿Cómo, si no, percibir el pulso de las cosas?

Abrazos.

8:37 a. m.  
Anonymous jota del terreno said...

El efecto ojos rojos suele traer causa, básicamente, de tres situaciones; a saber: 1ª. Cuando se está en un ambiente cargado.
2ª. Cuando se está cargado y en ambiente. (No serían ajenas a esta situación las cervezas que se ven por ahí.)
3ª. Cuando el flash de la cámara revela la carga de sangre de los capilares del globo ocular, por no tener tiempo la retina a contraerse, respecto al tamaño que tenía en el instante inmediatamente anterior, según la luminosidad ambiente. En esta posibilidad no cuenta que uno vaya más o menos perjudicado. Allá cada cual.
Pero este tipo, más próximo al ojo morado, entre fusia y violeta ¿a qué obedece? ¡Cuánto peligro tenéis!, que se os ve.

10:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

No sé si uno es, o se siente, a través de otros; por eso que dicen de: nadie es una isla...pero, ¿y si uno viviera solo en una isla, cómo sería/sentiría?.
Da igual, lo que importa es pasarlo bien.
Vi.

9:16 p. m.  
Blogger libertad said...

Uno es a través de otros. Yo también lo creo. Y no, no creo que haya que renunciar nunca a ese intercambio, aunque a veces estemos cansados.
Un beso

8:51 p. m.  
Blogger Erlik_Khan said...

A las muy buenas.
ya son 5 meses sin saber de ti.
espero que todo vaya bien.

Erlik Khan,

7:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Pincha k te subo