domingo, enero 11, 2009

Como hace mi perra todos los días




Paseaba con Taka (mi perra) por las huertas esta mañana de sol regalado, tras un buen rato, alzo la cabeza dándome cuenta de donde estoy y lo que he perdido por el camino, no había visto nada, una cortina de pensamientos fríos como el tiempo nublaba mi vista.

Es curioso como esa capacidad de abstracción nos hace perder lo que somos para naufragar en lo que no somos, ni nos gustaría. No sé dónde lo aprendimos, ni de quien, o debería hablar en primera persona, la cuestión es que, gran parte de mi vida se ha perdido transitando por caminos que no recuerdo ni haber pisado (de tan perdido en otros caminos que nunca anduve en realidad)

Descubrir la perdida siempre es triste, como un sombrero quitado por el viento que nos expone a lo que somos, frágiles en la acción, vulnerables al medio y cobardes ante nosotros mismos.

Abogo por la desnudez para no perder nada y que las cosas vengan sin tapujos donde escondernos, donde el frío nos cale, el sol nos penetre y el viento nos lleve al lugar que nos corresponde a cada instante.

4 Comments:

Blogger ybris said...

Sólo se pierde lo que no se aprende o no se vive.
Ni siquiera lo olvidado se nos pierde.
Saberlo es convencerse de que la vida nos va haciendo cada vez más ricos.
O cada vez más deseosos de enriquecernos.

Abrazos.

8:28 a. m.  
Blogger esperanza said...

Leyendo tu declaración de intenciones, acerca de la desnudez, me vienen a la cabeza dos cosas. Una, la canción de "Talking Heads" (Totally nude). Otra, el cuento del traje nuevo del emperador.
Creo que algunas veces, en el empeño de vestir el traje perfecto, es donde la mirada pura e inocente nos descubre desnudos.
Un abrazo de piel a piel.
(Tu perra está que se sale...qué guapa!!)

11:30 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Es más cómodo, -pero menos valiente- ir vestidos de desencanto algunas veces, de renuncia otras..., disfrazados también (y no para ir a una fiesta. Pocas veces la ropa que nos colocamos se ajusta a la necesidad exacta de la temperatura emocional que sentimos.
En fin, yo me abrigo para no sentir frío, de momento.

Besos licántropo, lunero.

3:54 p. m.  
Blogger libertad said...

Preciosa reflexión. Yo a veces también he sentido alguna vez esa sensación que tan bien describes.
Un beso

9:01 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Pincha k te subo