domingo, octubre 26, 2008

Spray




Para mí, la peor sensación es el miedo, hasta ahora a mí mismo, desde hoy puede que sea a la pérdida de las personas que más quiero. Y este se traduce en dolor, del que atenaza por dentro sin que deje entrar ni al aire, mientras el pensamiento se debate en mentiras de consuelo y el santoral se queda sin referentes a quien aclamarse.
Mi hijo pequeño ha estado dos días desaparecido, detenido por mediar en una pelea intentando separar a los agresores, incomunicado al rechazar una única llamada ofrecida al principio pensando que todo se aclararía en un momento.

No sé cómo le marcará esto, si se planteará prestar ayuda en otras ocasiones o lo elevará a la categoría de anécdota en corros con su gente. De momento hoy no es persona tras dos días sin dormir ni comer, y lo que le queda.

Yo, bueno, supongo que un puñado más de canas vendrán a nevar las sienes, pero estoy contento. Muy contento. Tener que haber llamado a todos los hospitales de la ciudad para preguntar si había ingresado un joven de sus características ha sido muy duro, así es que me siento feliz por nosotros y compasivo por quien al final de las tragedias solo les queda el sufrimiento.

Le dedico esta foto “Prueba de spray”

5 Comments:

Blogger esperanza said...

Dolor de hijo...; cuando te duele un hijo no se sabe donde NO te duele, porque cada uno es único, lo más grande del mundo.

La madre de todos los besos para T. y otro grande para Y., y paz para M.J.

Siete besos para tí, uno para cada chakra. Y una enorme caricia en spray que pinte todas tus canas (de rojo) y todo tu Ser de calma, que te acompañe para recobrar el aporte de oxígeno a cada uno de tus alveolos, y puedas ir soltando la tristeza.

Sillusún. Respira hondo y cuídate.

7:49 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Me alegra saber que todo quedó en susto, que se borró la desesperación y quedó espacio lleno a la experiencia de todos.
Tenía que ser por buen chico, que mundo este más peligroso...

Besos de Vi

8:49 a. m.  
Blogger Sasian said...

No puedo ni imaginar la desesperación de la búsqueda y la angustia de la pérdida.
Me alegro de que todo se aclarara.

Bueno...piensa que si las canas te sientan tan bien como a georges clooney...

En serio... me alegro de que todo este bien por fin.


(ya hablaremos de autoestima: cada vez que oigo esa palabra me echo a temblar...pero eso sera en otro momento).

un beso
ah!...me encanta la foto.

7:34 p. m.  
Blogger ybris said...

No me imaginaba que esas situaciones seguían existiendo actualmente.
Yo, después de haberla vivido durante la dictadura por motivos políticos, sé muy bien lo que se siente, aunque no se tratara entonces de hijos sino de hermanos.
Me alegro de haberlo sabido después de que todo estuviera solucionado y de que al fin puedas sentirte contento.
Lo de las canas es lo de menos. Te lo aseguro.

Un abrazote.

5:47 a. m.  
Blogger Ettore Hag said...

Joder, qué susto!!
Me alegro de que todo haya tenido un final feliz.
Por las canas no te preocupes... imrimen carácter, distinción...
A ver qué día hacemos una cenita, ahora que ya estoy por aquí.
(En este momento, en Chelva).
Abrazos

11:13 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Pincha k te subo