sábado, septiembre 15, 2007

Yoshu, si tuvieses que escribir, sobre qué lo harías?. De Pez





Tengo un pez que se llama Pez, lo sé, muy original. El colega lleva cuatro años viviendo con nosotros, se vino con su novia japonesa que le abandonó al poco tiempo sumiéndole en una vivacidad “como si no pasara nada” y es que estos involucionados dicen que solo tienen tres segundos de memoria (qué suerte pa muchas cosas!).

Ahora que lo pienso, no sé porqué determino que es macho ya que no tengo ni idea de su sexo.

El pobresico mío ha pasado heladas de dos dedos de espesor de hielo por encima de su estanque, vive entre una escultura de un mannenken que cuando hace pis le renueva el agua, papiros que un día crecieron alrededor, plantas subacuáticas y una extensa colección de bichos que van a saludarle cada día.

Yo creo que el involucionado es feliz. A veces, cuando vienen los amiguetes, es ritual para ellos pasar a saludarle:
-Hola Pez!, dicen, luego me miran y re-dicen:
-¿Porqué no le pones compañía?, y ante mi cara de merluza, involucionada también, re-re-dicen:
-está bien, yo traeré otro.

Hace cuatro años que el pez vive solo, con sus plantas y sus bichos colegas. Y yo creo que Pez es feliz.

Saquen conclusiones/comparaciones

11 Comments:

Blogger UMA said...

Es que a cuando uno vive siempre en cierta atmosfèrica-realidad, ni por asomo se le ocurre que pueda existir algo mejor que ello, aunque se estè con las aguas por las tejas, ese es el mundo que se torna el 'elegido', hasta que ocurre lo que yo llamo milagros o despertares, una piedra arrojada con ahìnco en el agua puede hacer girar un mundo.
Un gran abrazo, Ferfito.
Siempre te recuerdo.

12:59 a. m.  
Blogger María Manuela said...

Jajaja, me resisto a las comparaciones. Eso sí, es un suertudo porque vive en un marco incomparable.
Tío, nunca me has presentado a Pez.

1:09 a. m.  
Anonymous esperanza said...

¡Qué alegría leerte otra vez! Se te echa de menos. Tenían que nombrarte "Patrimonio de la Blogosfera".

No sé de qué sexo será Pez, pero seguramente éllo tampoco lo sabe, ni le servirá de mucho el sexo con tres segundos de memoria...cuando esté acabando no sabe cómo ha empezado.
En cuanto a la compañía, y según me informé en su momento, parece ser que se comería al otro. Ya ves, mejor sólo que...
Dice Punset que no hay amor si no hay memoria. Y dijo el Dalai Lama, como supongo recuerdas porque tú no eres un pez, que sin amor no hay felicidad. Digo yo, que Pez no debe ser feliz, feliz, pero alegre sí que está. Gusto da verlo en su estanque y tocarle las escamas.

P.D. Uma, okupo el blog para saludarte. He visitado el tuyo sin poder dejarte nada porque no me admite...admiro tu valor y tu sinceridad. Sé del amor, del desamor, del rencor, del perdón, de la amargura, de la soledad y de la esperanza. Déjate...Un abrazo desde el aún verano del Mediterráneo. (Gracias Fer; eres todo un caballero)

1:03 a. m.  
Blogger ybris said...

Pez es feliz, sin duda.
Quédenos ese consuelo

Un abrazo.

5:36 a. m.  
Blogger Ana R said...

Prefiero pensar como tú: que es felíz.Comparra o deducír podria deprimirme...

Un saludo de mucho tiempo

4:29 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

"Hace cuatro años que el pez vive solo, con sus plantas y sus bichos colegas. Y yo creo que Pez es feliz."

Yo también lo creo. ¿Indicios? Ahí va uno: Le importa una mierda lo que pensemos de él y su felicidad incluyendo todo esto. En cuanto a las "conclusiones/comparaciones" parecen inducidas/evidentes (y como decía el de la fábula: "el que no te conozca, que te compre")
-jota-

4:52 p. m.  
Blogger Fernando Sarría said...

hola, si te sirve de algo creo que tener memoria de pez es lo peor que le puede pasar a nadie...creo que incluso a un pez..por supuesto a nosotros olvidar es lo más jodido que hay..no eres nada salvo un bulto sospechoso que no sabe ni dónde esta, ni quién es ni a dónde va...ni quién es ese que le coge la mano...lo siento por tu pez..saludos y espero que no nos pase a ninguno más...no va contra tu post..va contra el mundo que vivimos...el 21 fue el día del alzheimer.

12:21 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

A veces es mejor estar solo que no saber estar con alguien. Eso decidió el Pez.En cuanto al "amor al que se refirió S.S., es un amor que va más allá del "Tú y el yo", el el amor que envuelve cuanto respira, el amor que se regala, por eso sin amor, no puede haber felicidad. Si pones medida, frontera o selección en tu amor, nunca serás feliz porque será un amor condicionado exclusivamente por tus expectativas por lo tanto te hará sufrir.
Sólo podía ser yo (je, je, je)Mi amor se propaga con el AIRE

1:25 p. m.  
Blogger alma said...

Pues va siendo hora de que no esté tan sólo, no?
El problema es atinar con el sexo de su pareja :))

11:47 p. m.  
Blogger Arya said...

la soledad engaña..

3:46 a. m.  
Blogger UMA said...

Vine a ver còmo estabas:)
Becho

3:27 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Pincha k te subo